Clases de timos

La picaresca ha existido siempre y seguirá existiendo.


Desde la Policía Local de Algemesí deseamos dar a conocer a nuestra ciudadanía cuales son los timos más comunes y como protegerse ante ellos, desde el viejo timo de la “estampita”, pasando por el de los “trileros”, hasta los timos más modernos como el “phishing” en el que se emplean las nuevas tecnologías.


 


¿CUALES SON LOS TIMOS MÁS FRECUENTES EN NUESTRA POBLACIÓN?


TIMO DE LOS DONATIVOS PARA SORDOMUDOS


Sin ninguna duda, este es el timo más extendido en nuestra localidad.


Lo realizan generalmente mujeres jóvenes y niños de nacionalidad rumana. Abordan a la gente y recogen firmas para reivindicar un supuesto centro «nacional e internacional» para «discapacitados, sordomudos y niños pobres», inexistente. Pero, además, las jóvenes demandan un donativo entre 3 y 10 euros cuando las personas ya han firmado.


Suelen enseñar una hoja de firmas falsa que simula un listado de gente que ha donado dinero para estos falsos centros.


Para evitar ser engañado, le recomendamos que no atienda a este tipo de personas y, ante cualquier problema, contacte rápidamente con nosotros.


Puede encontrar más información en nuestra página web: http://policialocal.algemesi.net/es/content/campana-estafa-sordomudos


 



Ejemplo de hoja de firmas falsa


 


EL INSPECTOR DEL GAS


Este es el segundo timo más extendido en nuestro término municipal.


El timador, debidamente uniformado, se presenta por las casas como inspector del servicio de gas (o de agua, electricidad, o cualquier otro servicio) para revisar los contadores u otros elementos sin que el usuario haya solicitado su revisión o la empresa le haya avisado previamente.


Tras una minuciosa revisión, el timador comunica a su víctima que la instalación se encuentra en pésimas condiciones y debe cambiarla o, si no, la precintarán.


El falso inspector cambia varias gomas y cobra de forma abusiva el coste de estas más la mano de obra. Además, aprovechando el nerviosismo y la confusión de la víctima, el timador suele robar todos los objetos de valor y el dinero que encuentre a su alcance.


Desde la Policía Local de Algemesí le recomendamos que no abra la puerta a ningún inspector de gas, luz, etc. que usted no haya solicitado previamente a través de la compañía suministradora.


Asimismo, le recomendamos que solicite al inspector que se identifique con el correspondiente carné de la empresa. Ante la duda, póngase en contacto con nosotros y nos personaremos en su domicilio de inmediato.


 


 


OTROS TIPOS DE TIMOS PRESENTES EN LA GEOGRAFÍA ESPAÑOLA


TIMO DE LA ESTAMPITA


La víctima es abordada por una persona que aparenta ser disminuida psíquica y le enseña una bolsa llena de billetes. El timador no da ninguna importancia a lo que lleva y le dice a la víctima que la bolsa se la ha encontrado y que está llena de “estampitas”. Es en ése momento cuando aparece un segundo timador que jugará con la avaricia de la víctima y la persuadirá para que compre la bolsa, alegando que de lo contrario el disminuido la perderá. Cuando la víctima se queda sola, abre la bolsa y comprueba que no contiene billetes sino tacos de recortes de papel.


Aunque parezca increíble, hay gente que aún no conoce este timo y lo cierto es que se sigue usando.


 


TIMO DE LOS TRILEROS


Es frecuente en ferias y mercadillos. Un grupo de personas ponen en una mesa o caja de cartón tres cubiletes y una bolita. A continuación, empiezan a realizar apuestas para adivinar debajo de qué cubilete está la bolita, y siempre ganan. Cuando la víctima entra en el juego siempre lo acierta, hasta que se juega una cantidad importante y la pierde. El timador que mueve la bolita tiene una habilidad especial para ocultarla en el momento que estime más oportuno.


Cabe añadir que alrededor de éstos timadores suelen haber carteristas, que aprovechan la acumulación de curiosos para cometer sus delitos.


 


TIMO DEL ATROPELLO


El timador se abalanza sobre un coche en un semáforo o paso para peatones y finge que lo han atropellado. El conductor (generalmente una persona mayor que viaja sola), asustado, se apea para socorrer al timador, que consigue una suma de dinero a cambio de no interponer una denuncia.


En ocasiones, un segundo estafador aprovecha el nerviosismo de la víctima para sustraerle la cartera o robar en el interior del automóvil.


Desde la Policía Local de Algemesí le recomendamos: aunque se vea involucrado en un atropello o accidente de tráfico, no abandone el vehículo sin haberse asegurado de que está perfectamente cerrado. Lleve siempre las llaves encima y solicite la colaboración de la policía.


 


EL BILLETE MARCADO


Se suele llevar a cabo en cafeterías o en tiendas aprovechando las grandes aglomeraciones de clientes. El primer timador paga con un billete de 50 euros o más, en el que previamente ha anotado un número de teléfono con letra muy pequeña y lo ha entregado por la cara opuesta a la anotación.


Unos minutos después, el segundo timador entra y paga con un billete de 10 euros. Al recibir el cambio, asegura que está mal y comienza la discusión. Cuando llega el encargado, el timador recuerda que en el billete había anotado un número de teléfono o una dirección. Lo comprueban en la caja y el dependiente, aturdido, observa como la versión del supuesto cliente es cierta, así que le entrega el cambio de los 50 euros y le pide mil disculpas por la equivocación.


 


TIMO DEL TOCOMOCHO


La estafa suele perpretarse en lugares de tránsito (estaciones, cajeros, mercados, etc.). El timador se acerca a su víctima y le pregunta por la administración de lotería más cercana, ya que quiere cobrar un billete premiado. En ese momento aparece el gancho (segundo timador) que casualmente lleva la lista oficial de lotería. El supuesto afortunado le propone a la víctima venderle el billete por una cifra muy inferior al premio argumentando cualquier excusa. La víctima saca una fuerte cantidad de su cuenta y se queda con un décimo que evidentemente no está premiado.


 


TIMO DEL NAZARENO


El timador realiza varias adquisiciones de género en una empresa durante un tiempo y las paga correctamente. Cuando ya se ha ganado la confianza del vendedor, dado que ha adquirido un prestigio por la puntualidad de los pagos, solicita la adquisición de un importante lote de género. En esta ocasión lo paga con un cheque sin fondos y desaparece a continuación. Alguna vez se ha detectado que el timador trabaja en una empresa de prestigio y se vale de ella para realizar el pedido a su nombre. Tras recibir el género en algún lugar determinado, desaparece el pedido y el trabajador.


 


LOS BILLETES NEGROS


El timador (que simula ser extranjero), contacta e indica a la víctima que por la circunstancia que sea ha tenido que sacar de su país una gran cantidad de dinero (generalmente dólares) y, para que no fueran detectados en la aduana de la frontera, los ha teñido de negro. Para demostrarlo, procede, con un señuelo, a desteñir uno delante de la víctima. A continuación, informa que cree que la policía lo tiene casi localizado y que tiene que salir urgentemente del país. Como no dispone de tiempo para desteñir el resto de los billetes, el timador propone a la víctima vendérselos a cambio de una módica cantidad, muy inferior a la de los dólares teñidos. Cuando accede, creyendo haber hecho el negocio de su vida, se da cuenta que el resto de los billetes negros son recortes de papel. No obstante, la calidad de los recortes es buena y similar a la de los billetes.



TIMO DE LA MANCHA


Se desarrolla en la calle. Se trata más bien de un truco y los autores son dos o tres carteristas. Uno de los sujetos lanza sobre la ropa de la víctima una sustancia que mancha. Un segundo delincuente se le acerca para interesarse y se ofrece a limpiársela. Así aprovecha la situación para sustraerle la cartera. Los perjudicados suelen ser personas elegantemente vestidas; por eso es más fácil que su preocupación por el incidente les lleve a caer en la trampa.


 


LA OFERTA DE TRABAJO


Los estafadores ponen un llamativo anuncio en las páginas de trabajo de cualquier periódico o en Internet donde se ofrecen altos salarios sin requerir ningún tipo de preparación previa. A la víctima, tras contestar a la supuesta oferta, se le exige el envío de cierta cantidad de dinero para conseguir información adicional o para adquirir algún tipo de material con el que desarrollar el supuesto trabajo.


Le recomendamos que desconfíe de este tipo de ofertas, y que no llame tampoco a los teléfonos 806 de tarificación adicional.


 


 


CLASES DE TIMOS POR INTERNET


PHISHING


Hay multitud de técnicas para perpetrar fraudes financieros a través de Internet. Pero, sin duda, una de las técnicas que está obteniendo importantes índices de crecimiento en la red es la suplantación de páginas y/o sitios de Internet, más conocida como phishing, que permite el robo de datos privados de acceso personal a sitios de confianza.


Este tipo de fraude aprovecha, por un lado, la confianza depositada en su entidad financiera o cualquier otra marca o página web de prestigio y, por otro lado, su desconocimiento técnico en informática e Internet.


En los mensajes que envían, los estafadores utilizan todo tipo de argumentos relacionados con la seguridad de la entidad para justificar la necesidad de introducir sus datos de acceso. Por ejemplo: problemas de carácter técnico, cambios en la política de seguridad, realización de sorteos, etc.


Recuerde que nunca ninguna entidad bancaria le solicitará sus datos bancarios ni por teléfono ni por Internet.


 


 


Consejos de seguridad en Internet



  • En las redes sociales: mantenga su perfil privado y evite las contraseñas fáciles de adivinar.

  • Adquiera un buen producto antivirus y actualícelo con regularidad.

  • Nunca ofrezca datos personales por Internet, a menos que sea en sitios de total confianza. COMPRUEBE LOS CERTIFICADOS.

  • No introduzca el número de tarjeta en páginas de contenido sexual o pornográfico en las que se lo solicitan como pretexto para comprobar la mayoría de edad. Extreme la precaución en los archivos que recibe en sesiones de chat.

  • No facilite sus números de teléfono, ni del fijo ni del móvil, a personas desconocidas o en webs que no le ofrezcan suficiente confianza.

  • Asista a su hijo/a menor en su navegación por Internet. Tutélelo como lo haría en cualquier otra actividad cotidiana.

Desde la Policía Local de Algemesí le recomendamos que, ante cualquier intento de fraude por Internet, lo comunique a la BIT (Brigada de Investigación Tecnológica) del Cuerpo Nacional de Policía a través de http://www.policia.es/org_central/judicial/udef/bit_contactar.html o al Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil a través de https://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/pinformar.php


 


Recuerde que la mejor forma de combatir los timos y fraudes es el sentido común. Desconfíe de ofertas imposibles. Nadie regala nada.

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 

Turismo

Descripción del término "Turismo"